Voluntarios de la Cruz Roja de Myanmar siguen desplegando esfuerzos de respuesta de emergencia a las persistentes inundaciones en el delta del Irawadi

Voluntario de la Cruz Roja de Myanmar, U Phyo Thihe de 34 años, trabajó sin descanso por más de tres semana para ayudar a su comunidad del municipio de Taikkyi y alrededores en Yangón, zona gravemente afectada por las recientes inundaciones de fines de julio que anegaron la mayor parte del país y dejaron un saldo de 1.400.000 damnificados.

Mandy George, FICR Myanmar

Las inundaciones van remitiendo en algunas zonas, pero la región de Yangón, situada en el delta del Irawadi, aún está muy afectada. Las aguas de las inundaciones aumentaron el caudal de los principales sistemas de los ríos que fluyen hacia el sur y las crecidas anegaron cientos de pueblos y municipios del delta, incluido el de Taikkyi. Se prevé que en las próximas semanas, lluvias torrenciales y grandes riadas causen más inundaciones.

En el Informe Mundial sobre Desastres 2015 se concluye que los actores locales –organizaciones no gubernamentales, redes comunitarias, grupos religiosos, empresas y gobiernos– determinan la efectividad de cualquier operación tanto o más que los asociados internacionales que los apoyan. Indudablemente es así en la operación de respuesta en Myanmar.

U Phyo Thihe y otros voluntarios de la Cruz Roja de Myanmar, junto con el ejército y el departamento de bomberos, usan lanchas para evacuar pueblos enteros cuando crece el nivel de las aguas. Desde el comienzo de las inundaciones, alrededor de 500 voluntarios de la Sociedad Nacional colaboraron en la evacuación de decenas de miles de personas para ponerlas a salvo. También apoyaron al gobierno y organizaciones locales a instalar campamentos temporales donde además de distribuir suministros de socorro, incluidos alimentos, toldos alquitranados y paquetes de higiene, administran primeros auxilios y prestan apoyo psicosocial a personas heridas y desplazadas.

En Taikkyi, U Phyo Thihe y sus compañeros ya evacuaron a unas 3.000 personas de pueblos cercanos al campamento de emergencia instalado en un monasterio, distribuyeron suministros a unas 2.000 personas a quienes también prestaron apoyo psicosocial y primeros auxilios o derivaron al hospital local.

U Phyo Thihe recuerda un caso en particular. “El otro día fuimos al pueblo cercano de Phayargone a evacuar a los habitantes porque el agua ya llegaba a la altura de la cintura y seguía subiendo. Una familia se negaba a partir. Descubrí que una de las chicas acababa de sufrir un aborto natural y era crítico que viniera con nosotros para que la lleváramos al hospital. Durante toda la tarde tratamos de convencerla y, por último, al anochecer, cuando las aguas empezaron a anegar su casa, construida sobre seis pilotes, aceptó acompañarnos. Así de alto habían crecido las aguas.

Entonces, voluntarios registrados de la Cruz Roja de Myanmar pusieron a salvo a Sandar Ayea, esa chica de 17 años, y su familia, trasladándolas en lancha al campamento de evacuación donde aún siguen viviendo. También la derivaron inmediatamente al hospital local y ayudaron a transportarla allí.

 “El médico me dijo que habíamos hecho bien en llevarla para que pudiera recibiera tratamiento rápido, porque de lo contrario, complicaciones del aborto podían haber impedido que tuviera hijos en el futuro. Hubiera corrido un grave peligro”, explica U Phyo Thihe. “Además hemos visto muchos accidentes y personas que necesitaban primeros auxilios por picaduras de víboras o heridas en la cabeza y también atendimos a personas mayores con asma, niños heridos y embarazadas con complicaciones.”

Cuando se le pregunta cómo se siente al ayudar a su comunidad durante las inundaciones, U Phyo Thihe responde: “Es una dura labor porque tenemos que trabajar día y noche, pero me alegra hacerla porque puede salvar vidas y ayudar a mi comunidad. Hace 16 años que soy voluntario, así que sé lo que implica la labor de la Cruz Roja. Esta es una gran emergencia y en este momento, la gente necesita nuestra ayuda aún más.”

Also available in: Inglés, Francés

[an error occurred while processing the directive]

Voluntarios de la Cruz Roja de Myanmar siguen desplegando esfuerzos de respuesta de emergencia a las persistentes inundaciones en el delta del Irawadi